miércoles, 28 de diciembre de 2011

En la variedad está el gusto

Vengo de la cocina de terminar de comer (y de postrear un par de polvorones, que hay que terminarse ese cargamento industrial antes de febrero :D). Estábamos viendo (aún no ha terminado, le estoy dando una oportunidad a esa guerra de tartas) De Buena Ley. La farsa de hoy va sobre que la niña de 16 años les ha salido gótica, que el padre la apoya y la madre quiere que se vista normal, etc (al final era un rollo sobre las custodias).

Lo que me ha enerva no es que mi madre tenga todo el día puesta la basura de Telecinco (y me voy oliendo que veré las campanadas con la Pantoja y el Paquirrín...), sino el uso que hacen sus actores de la expresión "tribu urbana", y la hipocresía que hay para burlarse de todo lo diferente. "Que mi hija pertenece a una tribu urbana", "yo de joven entré en una tribu urbana, era heavy" o "las tribus urbanas" son para los raros".

A ver, incultos: Las tribus urbanas no hacen referencia solo a los góticos, los heavys, las lolitas o los emos. El cani de tu hijo que va en chandal hasta a las bodas, que ha repetido ya dos veces y no tiene pinta de que vaya a terminar el bachiller también pertenece a una tribu urbana. La rubia de bote de tu hija que se va todos los sábados a Pacha con sus amigas, que desde el resumen del Quijote que se bajó del Rincón del Vago para aprobar literatura no ha vuelto a leerse nada más. También son tribus urbanas. Pero a la vez no lo son.

Son lo normal. La tendencia, lo esperado, resultados del consumismo y la cultura de masas (cuidado, que los incultos sin personalidad con la cartera de sus papis muy suelta también pululan mucho por los Salones del Manga). ¿A dónde quiero llegar con esto? A que la expresión "tribu urbana" es despectiva, con connotaciones a lo "marginal" y diferente.

Y para terminar, una aclaración. Una tribu urbana es un grupo de gente que comparte una forma de pensar y comportarse, junto a varios intereses (una tribu urbana es una CULTURA). Todos pertenecemos a varias culturas y tribus simultáneas, es imposible no sentirnos identificados con uno o varios grupos. Ahí está el problema. Los que se sienten identificados con un solo grupo (o no quieren sentirse identificados con los demás).

No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Hay noches en las que me voy de pubs hasta las 6 de la mañana y otras en las que juego a la play con mis amigos hasta las 5. Tengo un par de barajas de Magic, leo manga (pero también a Hemingway, Huxley, Borges o Rousseau), estudio y no hay semana que no descubra algún grupo de música nuevo de cualquier género (y tengo planes de apuntarme a la organización de estudiantes de la facultad, a clases de teatro o incluso a una ONG). Y me apunté a los Scouts porque tenía miedo a los niños y al monte.

La mente es como un paracaídas, solo sirve si se abre ;)




P.D.: Los amigos del pirsin (y míos) me han convencido por fin, y después de Nochevieja me pondré un pendiente de pincho blanco debajo de la ceja.

¡¡¡INOCENTES!!!

viernes, 9 de diciembre de 2011

Fotogramas de ayer: Cantando bajo la lluvia

Hoy inauguro sección: Crítica de películas antiguas (de las de antes de que yo naciera...), a la que bautizo como "Focogramas de ayer" (me he comido mucho la cabeza para acabar sacando esto...).

Son películas de las cuales todo el mundo ha oído hablar, o ha visto el vídeo de la canción, se la han destripado en los Simpson o alguna otra parodia, qué se yo... pero realmente poca gente de mi rango de edad las ha visto. Por ello inauguro esta sección de análisis de películas antiguas o clásicos del cine. Los spoilers estarán a la orden del día, porque todos sabemos como terminan muchas de estas películas de tan famosas que se hicieron, por ello yo me centraré en analizar los significados, matices y sensaciones que me transmitieron esas películas. Trasfondo. Algo que escasea bastante en el Hollywood actual.

La película del título representa el caso más típico de los que hablaba antes. Todo el mundo ha visto el vídeo de la canción que le da nombre a la película y se sabe el estribillo y la melodía, pero... ¿cuantos os la habéis tragado realmente?

El protagonista (el gran Gene Kelly) es un exitoso actor de los últimos años del cine mudo, que acostumbrado a gesticular y hacer acrobacias, se tiene que enfrentar de la noche a la mañana a la temida actualización que traen las nuevas tecnologías: surge el cine con sonido, y los actores tienen que interpretar frases al tiempo que hablan. También se resaltaba varias veces la diferencia entre lo actores del teatro (mucho más pobres que los del cine), que interpretaban realmente a sus personajes, frente a los de cine, que con ser guapos y gesticular un poco delante de una cámara conseguían premios. Para salvar su carrera artística y la de su estudio, tendrá que grabar una película-musical para estrenar la nueva tecnología, con números de baile y canto como cuando era joven e intentaba llegar a actor, esa horrible época que tienen todos los artistas alguna vez en su vida, actuando en cualquier local por una perras, pero... por amor al arte.

Y es que esta es la idea que me transmitió la película. El argumento de la película del protagonista era un vano intento de justificación para la música y la danza. ¿Y? ¿Hacía falta realmente un argumento? Lo mismo pasa con Cantando bajo la lluvia. El argumento es correcto, pero es una mera excusa para deleitarnos con números de baile y canto impresionantes, míticos e inolvidables, resaltando el verdadero sentido primordial de la profesión de actor. Volar, y hacer olvidar a la gente de sus problemas en un mundo de magia y desenfado. Todo se resume en uno de mis números favoritos de la película, llamada "Haz reír".

Aquí en castellano (no he encontrado el vídeo subtitulado o doblado)

Creo que esta película fue un canto a los orígenes del séptimo arte: el teatro, los saltinbanquis y trobadores que entretenían a la gente por unas monedas, pero que disfrutaban con esa profesión, creando y haciendo a la gente olvidar los problemas de la vida cotidiana.

No había que contar una gran historia. Sólo hacer reír.

El arte como un fin en sí mismo, o...

8º punto de la Ley Scout: El Scout canta y sonríe ante las dificultades (Baden Powell)

Como cantar bajo la lluvia.

Haced reír a vuestro alrededor. ¿Por qué? Pues porque sí.


P.D.: Últimamente disfruto mucho más del teatro que de las nuevas de explosiones, coches y rubias.

P.D.2: Me siento idiota analizando una película tan conocida... ¡pero sí, yo acabo de descubrirla ahora!

martes, 6 de diciembre de 2011

Queridos Reyes Magos

Esto será más o menos (excepto cambios de última hora debido a fiebre consumista) lo que reciban los Reyes Majos de Oriente cuando abran el correo (partiendo de la base de que he sido un niño muy bueno):

-Assassin's Creed Revelations: llevo con esta saga desde el principio, desde el 1, y me sigue atrapando... después de exámenes, será el rey de Constantinopla :D
-Siddhartha (Herman Hesse): Me lo prestaron en verano, y me marcó bastante. Es uno de esos libros especiales que deseas tener para ti.
-La Casta de los Metabarones (Jodorowsky-Giménez): un cómic que me llamó la atención por su trama y dibujos hace un par de años, y a ver si esta vez cae.
-Portátil: para tomar apuntes en clase (la mano se me cansa...) y tener más libertad para quedarme en la facultad para adelantar trabajo, etc.

En realidad todo eso son chorradas. Son caprichos inútiles, como todo lo que se pide por navidad. Tal vez alguna cosa medianamente necesaria... pero ninguna de esas cosas me hará realmente feliz (si acaso releerme Siddhartha puede ayudarme a encauzar ciertas ideas). En realidad podría pasar perfectamente sin estas cosas.

Tal vez os suene a tópico. Pero realmente esto me haría muchísima más ilusión que todo lo anterior:

Feliz Navidad. Aguantad un poquito más, que en Nochebuena os llamará Rajoy en persona para explicaros vuestro nuevo trabajo (en representación de Merkel, que estará muy ocupada).

Salud y amor, que es lo que importa, coño.


P.D.: ¡Ah! Y fuerza de voluntad para estudiar como Dios manda hasta los exámenes...

martes, 29 de noviembre de 2011

Mateo 7:7

Desde antes de alcanzar la universidad, yo me imaginaba la construcción de la psique de un ser humano como algo así:

Un trozo de plastilina, único en características, como el color y la forma. Estos primeros rasgos serian para mí la base del individuo, su genética. Pero después llegaba el factor que para mí constituye el 95% de todos nosotros. Nuestro ambiente. Cojamos como punto de partida la constitución del sistema nervioso del "pedazo de plastilina" en el útero. Ya graba parte de lo que percibe, y los hábitos de la madre pueden afectar a su desarrollo. Apenas son caricias sobre la superficie de nuestra figura. Al nacer empiezan los golpes.

Y la figura de plastilina se deforma completamente. Sea a base de puñetazos, punzadas con un lápiz, arrancarle pedacitos o incluso pegarle trozos de otras figuras de plastilina (las famosas plastilinas multicolores que abundaban en cualquier guardería a los pocos minutos de uso).

He ahí al ser humano. Yo soy yo y mi circunstancia, dijo Ortega y Gasset muy sabiamente. Somos frágiles hojas a merced del tiempo, no elegimos nuestro color al nacer, ni tampoco los golpes que nos darán y que irán cambiándonos a lo largo de los años.

Antes de elegir esta carrera no tenía muy claro que las personas pudieran cambiar. Más bien pensaba que podría "prevenir" las circunstancias que producían a las "malas personas".

Pero el cerebro es plástico. Cambia constantemente, no solo en el pensamiento, sino físicamente. No tendremos la misma neuro-imagen ahora que dentro de cinco años. Menos neuronas tal vez, pero muchísimas más conexiones en distintas zonas (lo que conlleva desarrollar diferentes funciones, mejorarlas, atrofiarlas y mantenerlas en un cierto equilibrio para que no nos fallen cuando las desenpolvemos).

Sed optimistas. Creed en el bien, en la suerte y la esperanza. Poned ilusión y voluntad en cada empresa que iniciéis. Carpe diem (no la interpretación tan popularizada en la sociedad occidental de "el placer por el placer", sino el exprimir cada momento para aprender, movernos, tener verdaderas vivencias que nos enriquezcan).

Los neurocientíficos han demostrado que no solo somos hojas a merced del viento. Podemos ser piedras que caen hacia el fondo de un estanque, rectas y decididas, prácticamente impasibles ante la corriente. Podemos elegir cómo queremos ser. Eso sí, tenemos que esforzarnos. He ahí la máxima expresión de la libertad. Que nadie os diga lo que podéis ser o dejar de ser. Eso lo determina vuestra voluntad.

Si queréis ser personas más inteligentes, alegres y bondadosas: SEDLO. Y con el tiempo lo seréis de verdad.


Pedid y se os dará

domingo, 27 de noviembre de 2011

Metal Opera

Sí, existe.

Llevo años escuchando a Rhapsody (of fire), pero me enteré hace nada que lo suyo era más "culto" que como yo los describía a mis amigos allá por los 16 ("Unos heavys que cantan sobre dragones, demonios y espadas mágicas...").


Y aquí la primera canción que escuché de ellos en un AMV. Que los metaleros no son solo cuarentones con la voz cascada de tanta birra, sexo y rock and roll.


Aah, los dieciseis. Entonces sí que estaba inspirado =)

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Poco más que niños

Dos partidos.

Dos mentirosos.

Ready? GO!

El deplorable sistema bipartidista de nuestro país refulgió con todo su esplendor este pasado lunes por la noche. Dos hombres hechos y derechos insultándose, interrumpiéndose, acusando al otro de las cagadas de su partido de hace diez o veinte años, o cambiando de tema para no contestar a las preguntas peliagudas del otro.

Decepción es lo que sentí. Me tragué la hora y media de debate por curiosidad, para juzgar con mis propios ojos y oídos a mis supuestos enemigos (y del resto de España según los indignados) y por lo menos saber qué seria lo que sin dudas esperaría a nuestro país los próximos cuatro años. Vi a dos niños acusándose mutuamente de haber roto la vajilla de mamá, pero tú has dicho una palabrota, quítate de mi sitio, has sido tú tonto del culo.

Un debate vacío de contenido, sin certezas, sin una propuestas claras de actuación para evitar que caigamos detrás de Italia de aquí a unos meses.

Joder. Qué ganas de retirarme a algún pueblo dejado de la mano de Dios, montar mi huertecillo, psicoanalizar a los pastores y empezar a vivir con un poco de SERIEDAD Y SENTIDO COMÚN.

P.D.: El próximo jueves 17 de noviembre estreno manifestación con mis compañeros de facultad, y este viernes se cumplirá un año de mi primera manifestación (defendiendo a la Psicología como rama sanitaria). Nada, recuerdos...

viernes, 28 de octubre de 2011

Schadenfreude

Soy una buena persona.


Claro que sí. Todo el mundo lo piensa, yo lo pienso, ¿porqué preocuparme?


O... lo pensaba.


Es muy curioso. Ser siempre considerado el niño bueno de la familia, el buen estudiante, el chaval educado y altruista, y de repente, un día, darte cuenta tú solo de que no es así. Te refuerzan y te refuerzan, y al final te das cuenta de que solo haces lo conveniente por el refuerzo, no porque de verdad lo sintieras así... El ansia de reconocimiento social, consciente o inconsciente, es lo que me ha hecho ser lo que soy a lo largo de mis casi veinte años de existencia. Ésa ha sido mi identidad. No era un impulso sobrenatural por hacer lo correcto y seguir mis convicciones, como tantas personas a mi alrededor creían y, por tanto, me alababan y me ponían por las nubes delante de mis padres.


Pues seguramente, durante toda mi vida, lo único que he buscado no ha sido el bien de la humanidad, sino la aceptación.


En realidad, soy un cabrón.


¿Por qué? Por muchas pequeñas cosas en el día a día. Pero hoy, en cuanto el profesor ha mandado confeccionar grupos para hacer una exposición en un par de semanas, no ha dudado en apartar a una compañera que se había pelado esa hora, formando ya un grupo con el número máximo de miembros con los "amiguetes" de clase. Sin pensar en hacer dos grupos más pequeños para que ella, al llegar, tuviera un grupo de confianza donde trabajar esa exposición. Mi conducta instintiva fue dejarla tirada, solo quería castigarla por haberse pelado una clase. Y seguro que habrían corrido ríos de tinta de indignación si el que se hubiera pelado la clase en que anunciaran trabajos por grupos hubiese sido yo y me hubieran dejado tirado.


En el metro, me sentí como una basura. Está feo ser una mala persona. Está más feo aún ser una mala persona, y ocultarlo.


Quiero purgarme.



Y es que es una canción muy sabia. Schadenfreude puede hacer feliz a mucha gente. Deja de alegrarte de las desgracias ajenas. Deja que los demás se rían de las tuyas. Y es que el ideal de la risoterapia, el reírse con los demás en vez de de los demás está muy bien. Pero dejar que los demás se rían de ti a propósito para hacerlos felices...

No considero un altruismo más puro que el que beneficia a los demás por sacrificarte voluntariamente.

Ahora quiero ser payaso de hospital.


P.D.: Recomiendo con mucho fervor la película española (confiad en mí...) Mientras duermes, con Luis Tosar (más conocido como Malamadre en Celda 211). Un personaje interesante y bien construido, tensión y una buena dosis de Schadenfreude, pero con mucho hijoputismo :D

Y como dijo el maestro: "La verdadera manera de obtener la felicidad, es haciendo felices a los demás"

lunes, 24 de octubre de 2011

Anne Germain

Hará ya un par de meses, me llamó la atención un anuncio en la tele. Hace mucho que renuncié a ver Telecinco, pero mi madre, cómo no, estaba viendo el Sálvame mientras yo leía, y el nombrado anuncio agarró mi sistema perceptivo por las solapas de la camisa: "Más allá de la vida".

En el susodicho programa prometían contactar en directo con familiares fallecidos de los asistentes. Y yo, como persona curiosa que me considero (y me encantan los rollos paranormales/conspiracionistas a lo Cuarto Milenio, que me trago desde hace años), decidí que desempolvaría el botón del mando de mi tele aquella noche y juzgaría yo mismo.

Yo respeto todas las creencias espirituales, pero el pensamiento más fuerte que se abría camino por mi corteza en esas horas de vigilia fue: MENUDA HIJA DE PUTA.

La famosa Anne Germain se lucra por hacerte creer delante de miles/millones de personas que está hablando con tu abuela, y te dice cosas tan generales y ambiguas como que te quieren mucho y nos esperan allí, que están muy bien... ¿Por qué en todo este tipo de programas televisados, los "fantasmas" jamás cuentan a su interlocutora alguna anécdota de cuando eran pequeños, alguna frase característica suya, algo que de verdad "inspirase" a pensar que está tratando con una persona concreta?

A lo largo de la historia de la humanidad, mucha gente se ha lucrado a partir de las desgracias de los demás (Crisis Rules!), pero esto ya se lleva la palma, descojonarse en la cara de personas destrozadas que lo que de verdad necesitan es apoyo psicológico, terapia, o algo de consuelo espiritual incluso, pero... dudo que les saliera barato acudir al plató para hablar con sus familiares (porque no solo acudieron famosos a este programa).

Y cuidado, se notaba a leguas que muchas "clientes" no se creían nada. Como decía, la tal Anne Germain decía cosas tan ambiguas, que lo mismo podía estar hablando con tu tía Marisa que con Enrique VIII. Ahora bien, ¿qué haces si tienes la presión de miles de personas encima, en la tele, y todos esperan algo de ti, y no harás más que quedar en ridículo en los zappings si le dices a esa alemana a la cara que deje de burlarse de ti? Pues forzar un poco el llanto o mantener la compostura hasta que le toque al siguiente. Sinceramente, vi caras de decepción en el plató aquella noche, pero acalladas por la presión social / dinero en juego.

Y esto no es más que otro ejemplo de la dirección que está tomando el mundo. Yo jamás afirmaré en voz alta que no existan el más allá o las reencarnaciones, etc, pues forman parte de las creencias más personales de las personas, y nadie, repito, NADIE puede discernir sobre el fin de todos los caminos, porque nadie ha estado allí. En mi opinión, el que tuviera de verdad tal don, no malgastaría su finita existencia en este planeta ganando dinero a manos llenas, sino ayudando gratuitamente a sus semejantes.

El mundo se pasa el respeto por las desgracias ajenas por el forro. Y si seguimos por esa dirección, creedme, esta crisis durará muchos años más. Porque no es tanto un problema económico como de valores.


P.D.: un artículo interesante, que no se va mucho del tema "Este mundo está vendido por 4 perras". Y aquí para que continúen vuestras pesquisas.

P.D.2: ¿Porque me ha dado por escribir sobre un programa que vi hace varios meses? Acabo de levantarme, y la única explicación es que, durante los sueños, se forma un cacao brutal de todos nuestros recuerdos, y te puedes levantar con cualquier cosa en la cabeza. De ahí que hoy también me haya levantado con esto en la cabeza.

sábado, 8 de octubre de 2011

La calma entre tormentas

Esta ha sido mi primera semana probando mi nueva "rutina" de tardes. El año pasado, al ser el primer año de carrera, no me quería apuntar a nada por las tardes, pues no sabía el tiempo que me requeriría la carrera y si podría con todo. Este año me atreví a apuntarme a inglés por las tardes (¡¡entré en la Escuela Oficial de Idiomas a la primera!!) dos días a la semana (y un tercero una vez por mes) y los otros dos días laborables al gimnasio de la universidad. Esto último era algo que deseaba desde hace bastante tiempo, pues tendría una "rutina" semanal de ejercicios, pues por mi cuenta es imposible, soy un indeseable sedentario.

¿Porqué me pongo a contar esto? Porque esta primera semana ya me ha matado. Sobretodo porque ayer intenté irme de fiesta y empalmar con la clase de por la mañana, y luego ir a inglés por la tarde tan campante (todo esto después de la tarde de gimnasio del día anterior). En clase estuve como una rosa sin haber dormido prácticamente, pero por la noche, después de toda la tormenta, había quedado también. No sé como llegué a casa del sueño que tenía.

No volveré a intentar algo así. Pero bueno, como decía Siddhartha, mejor haber probado lo malo antes de condenarlo.

Así que hoy os regalo un consejo, una experiencia, un pedacito de la sabiduría universal que yo acabo de adquirir: quien intenta atrapar dos conejos, se queda sin ninguno. Y quien quiera entender, que entienda.

¡Ah! De cada noche de fiesta se sacan grupos musicales de los compañeros de vagabundeo:


P.D.: No sé, hoy solo he escrito cuatro tonterías, pero bastante a gusto. Será que vuelvo a escribir con música de fondo. Y queráis que no, cualquier pequeña tontería diaria me ayuda a distraerme del follón en el que me he metido.

P.D.2: ¿Y si el año que viene me apunto también a teatro? :D

domingo, 25 de septiembre de 2011

Mainstream

¿No os ha pasado alguna vez que algo que os entusiasmaba, simplemente dejó de emocionaros tanto? Me refiero a que perdiera una especia de... chispa. La chispa de aquello que solo conocéis tú y unos pocos, algo íntimo que disfrutas tú solo, y te sientes genial revelándoles ese pequeño secreto solo a unos pocos.

Hablo sobre la rabia que da que ahora todos los niñatos del mundo hablen a todas horas de Juego de Tronos (pero si les digo Canción de hielo y fuego, se me quedan mirando como si hablara de esas nuevas frikadas a la que me aficiono yo y que no conoce nadie...), hablo de la rabia que me da ver trailers de The Witcher 2 y su argumento, y que los niños que se han bajado el juego no sepan al final realmente nada sobre los libros de los que nacieron Geral de Rivia y su compañía. Hablo de lo que sintieron los que se leyeron El Señor de los Anillos, y hace unos años vieron como cualquier adolescente adicto a internet se creía que se lo sabía todo sobre la Tierra Media.

Estoy harto de la globalización, de los ebooks y de la cultura de masas. Odio que verdaderas obras de arte sean vendidas y mancilladas en pos del dinero y la publicidad, ensuciadas, que todo sea de fácil consumo, que la gente se baje cien películas, videojuegos y libros en menos de dos clicks, para luego consumir 2 simplemente para olvidarse de que tiene que estudiar y que se le caiga la baba con las actrices pechugonas y las explosiones que simplemente adornan una obra maestra (y el producto que no tenga rubias y persecuciones, no tiene cabida).

Siempre me he descrito como un anticuado, alguien que prefiere leerse el libro antes que ver la película, me encanta explorar cine español sin acción a cambio de una trama inteligente y trabajada; adoro algunos videojuegos anticuados pixelados que no consisten en tiros o en fútbol; me gusta gastar dinero, pero solo en lo que me interesa, no "robar" mucho para luego no disfrutar de nada. Y si un grupo de música me gusta mucho después de verlo por internet, coño, me compro el disco si lo veo en una tienda (otra cosa es que los grupos que me gustan no sean comerciales y jamás vaya a disfrutar de un concierto suyo por estar tierras, oiga).

Soy un chico anticuado, un carcamal tranquilo y sereno, al que le gusta admirar el trabajo duro con respeto y paciencia. Y odio este mundo que va cada vez más rápido.

Khal Drogo ya no tiene esa chispa exótica e intimidante que descubrí hace varios años al leer el primer tomo de la poco conocida en mis círculos "Canción de hielo y fuego". Ahora solo está bueno, y qué pena que lo maten ya en la primera temporada, ¿no?

Ale, me voy a ver "Pienso, luego existo" y "Cuarto milenio". Otros se pasarán la noche viendo "Los pitufos 3D".

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¡Bienvenidos a Avenue Q!

El pasado viernes por la noche disfruté del famoso y galardonado musical Avenue Q en el Teatro Olympia de Valencia (cuya existencia no habría advertido de no ser por un oportuno e-mail de Atrapalo.com con un suculento descuento del 50% (las economías juveniles deben ir con pies de plomo)). Bueno, al grano, que mi novia y yo disfrutamos de dos horas y media de risas y emoción, con ratos de seriedad y madurez sorprendentes, con una dura dosis de realidad y muchas melodías en el corazón al caer el telón.

Avenue Q es un barrio neoyorquino bastante barato al que llega a parar un recién licenciado lleno de inquietud e ilusiones por su futuro, que se encontrará con los más variopintos personajes (tanto carnosos como peludos) que nos harán partícipes de sus miserias, pero también de grandes dosis de optimismo y buenos presagios. Pues aunque sea un musical protagonizado por peluches, las situaciones y temas que tratan son muy actuales y reales, como el racismo, las drogas, el sexo, internet, la homosexualidad o la meta en la vida. Desgraciadamente con una conclusiones muy reales.

Bueno, al grano. Os recomiendo encarecidamente esta maravillosa y trabajada obra, saldréis con la cara dolorida de tanto sonreír (experiencia propia) y habiendo aprendido un par de lecciones sobre la vida.

Aún estará en Valencia hasta el 16 de octubre, para emigrar a Barcelona desde el 20 del mismo mes al 20 de noviembre. Si tenéis la oportunidad de disfrutarla, por favor, no os la perdáis.



P.D.: La obra está llena de palabrotas y desnudos integrales de marionetas. ¡No la recomiendo para niños, avisados quedáis!

domingo, 29 de mayo de 2011

Las aventuras del buen soldado Svejk


Por fin me he terminado este simpático libro. Entre trabajos y parciales pre-temporada de exámenes, llevaré tal vez ya dos meses arrastrándolo, leyéndolo a intervalos irregulares semana sí y semana no (estos casos me angustian mucho, pues tengo un corazón de lector inquieto y una cola de libros en la estantería que se llena a más velocidad de la que puedo acabármelos).

Bueno, al meollo. Según me informé antes de empezar el libro, era para la República Checa lo que el Quijote para España. Trata de las aventuras y desventuras de un soldado checo en el ejército austro-húngaro durante la primera Guerra Mundial. Svejk en principio no es ninguna lumbrera, la lía parda cada vez que le mandan a enviar un mensaje dos calles más abajo, pero tiene posee una muy inocente devoción por lo militar y el servicio al Emperador. Y el 90% de sus aportaciones en una conversación (tanto si es un consejo de guerra como una discusión sobre el rancho diario) son anécdotas interminables que poco o nada tienen que ver con el tema en cuestión, pero que sin embargo, si se leen con detenimiento, denotan una gran sabiduría oculta y una silenciosa crítica a los estamentos militares y su ineptitud. Es sin duda una novela antibelicista, y bastante simpática, porque después de más de 700 páginas de travesuras de este pícaro amante de la cerveza, no puedes evitar dejarle un huequecito en tu corazón (su mirada siempre parece gritar que no ha roto un plato en la vida). La verdad es que la mayoría de líos en los que se mete son por su inocencia y sinceridad (en muchos casos los oficiales no pueden creerse que exista una persona tan inofensiva, y optan porque les está tomando el pelo).

Otro aspecto interesante de la obra es que está inacabada. El autor, Jaroslav Hasek, falleció sin terminarla, y nunca sabremos como terminan sus aventuras, que sin embargo, dejan con un buen sabor de boca.

Por cierto, en todo el libro no hay una sola batalla, al pobrecillo lo arrastran de un lugar a otro (o se pierde)cada dos por tres, a base de burocracia militar. Y el libro tiene bastante añitos, y ha calado bastante hondo en la cultura popular de Europa central.

P.D.: Y hace muy buenas rimas.

Nuevo vicio

¡Ajá! Por fin, después de tantos años, me he decidido a subir otro escalafón en el camino del frikismo... ¡Por fin me he comprado cartas de Magic! Ayer en el VII Salón del Manga de Valencia, un amigo experto se compró un par de barajas más para la colección, le pedí consejo, y aquí estoy, ansioso porque terminen los exámenes (me queda casi un mes) para echar unas partidas :D

Desde niño he jugado a Yu-gi-oh! (tengo un par de juegos para la Game Boy y un buen puñado de cartas en el cajón), pero hacía algunos años que la gente me presionaba para que me pasara a las Magic, que era más profundo, más viciante, etc... Según tengo entendido las Magic son más antiguas que las de Yugi (el eterno conflicto entre occidental y oriental, entre lo americano y lo japonés). Me eché un par de partidas con mi amigo en las mesas de juego del Salón (llevaba 5 ediciones queriendo sentarme en ellas :D) y me costó un poco pillar las reglas porque tenia ya muy interiorizadas las reglas de Yu-gi-oh, pero enseguida entendí que estas últimas solo eran una variante de las primeras, y al poco le cogí el tranquillo a lo más básico, aunque aún tengo que practicar bastante.
Las dos barakas iban en un pack y son una de luz (Elspeth Tirel) y otra de agua (Tezzeret). La primera tiene bastantes cartas compatibles con el sistemas de fichas Soldado, pero no tiene un solo artefacto, lo cual abunda en la de agua, que por ahora es la que me gusta más, más equilibrada en lo que respecta al ataque por lo que he visto (mi opinión de novato no vale mucho, lo sé).

Y eso, ilusionado con el nuevo hobby. Otro que llevo años queriendo cultivar ha sido el de las figurillas de Warhammer (el 40.000 en concreto). Desde que me enganché hace unos años al Dawn of War de PC, la secuela y sus expansiones, tengo unas ganas locas que pintar una escuadra de ultramarines para decorar un lugar privilegiado de mis estanterías o echar una partidilla con algún amigo más metido en el tema. Lo que lleva años echándome para atrás: el precio (35 pavos la escuadra de 4 a 6 unidades más barata que he visto en las tiendas, y llega a 100 o más unidades pesadas o accesorios) y lo diminutas que son las figuras y sus detalles (y mi mal pulso me ha procurado aprobados raspados en Plástica toda mi vida). Aunque entiendo que debe de ser un hobby muy gratificante, ya que el resultado final proviene de muchas horas de esfuerzo y paciencia, que ves compensadas al derrotar épicamente al Líder Necrón de tu amigo :D

Y si el experimento de las Magic llega a buen puerto, seguramente actualice también mi baraja de Yu-gi-oh (a este paso, me quedaré sin novia).


P.D.: Este es un sabio nacional.

domingo, 22 de mayo de 2011

El mal menor

Bueno, ya están los resultados.

En las elecciones autonómicas Camps gana de goleada... una lástima que a los valencianos lo les importe que les roben mientras ellos tengan su rinconcito, ¿no?

Y Mislata HA DESPERTADO. El PSOE ha echado a los ladrones de la mayoría absoluta. Debo admitir que yo no les voté. Para mí era el segundo peor partido por la mala gestión de estos últimos años, pero bueno... ¡Y condenada abstención! Un 29,4% de Mislata se ha quedado en casa echando la siesta... Pudiendo haber votado nulo o blanco, luego serán tan hipócritas como para quejarse de que nuestro nuevo alcalde sea gay (Mislata ha despertado :O).

Y mi más sincera enhorabuena a Compromís, nuevo partido en estas elecciones que por muy pocos votos no ha conseguido ningún escaño en Mislata (lo repito, condenada abstención y votos en blanco...), pero que se ha hecho un hueco respetable a les Corts Valencianes (ha adelantado a un veterano como Izquierda Unida, ole!)

Estoy de buen humor y hasta me permitiré ser un mal ganador.


P.D.: Espero que el movimiento 15-M no se apague después de victoria masiva del PP... todavía nos queda un año para protestar, y aunque vayan a ganar las generales, los minoritarios aún pueden conseguir robarles escaños :D (Robar al PP, 100 años de perdón)

sábado, 14 de mayo de 2011

La apuesta

Bueno, la papelera de mi habitación ya desborda del correo de estos días.

La propaganda electoral. Echo un vistazo al contenido de todos los sobres... todos prometen lo mismo (y eso que los hay de izquierdas y derechas, cuidao). Que van a resolver la crisis a base de ilusión, compromiso, voluntad, que les preocupan la juventud y el empleo, una economía más transparente, blablabla...

¿Para qué? Me refiero a tanto árbol que habrán talado para enviarme esta basura. Si ganarán los de siempre (de los dos de siempre, los más corruptos y fachas, y perdonen por mi opinión). Enhorabuena, habéis desilusionado a un joven de la política solo con vuestra mierda de propaganda. La que me espera estos 4 años...

Pero bueno, no voy a votar a los que pienso que van a ganar porque no estoy de acuerdo con sus ideas y métodos, pero tampoco quiero votar en blanco porque será un tanto más para los dos partidos de siempre...

Un par de los partidos minoritarios se han ganado mi corazoncito con un par de acordes sobre terminar con el sistema electoral D'Hondt (que hacía falta desde hace unos años, porque es la trampa más descarada que tiene esta falsa democracia, y me enteré en un campamento hace un par de semanas) y buenas intenciones que parecían menos falsas que las de los de siempre.

El 22 lanzaré mi apuesta. Daré mi moneda al más pobre de los pobres, y veré si a esa moneda se le unen otras muchas más y compramos un par de botas nuevas para echar a los recaudadores del pueblo. Porque son los de siempre.

Si me van a vender siempre la misma mierda, por lo menos que cambie de color cada X años, ¿no? (O incluso que huela un poco menos, que ya atufa)


Artículo 11º de la Ley Scout: Sé hermano, pero no primo

jueves, 17 de marzo de 2011

Quemando dinero y civismo

Soy valenciano de toda la vida.

Estoy a favor de la tradiciones, pero claro, la lógica lleva a pensar que toda tradición no merece seguir vigente por el simple hecho de ser una tradición, en tal caso, estaríamos en un bucle de estancamiento social, cultural, político, etc. Cuando alguien se da cuenta de que una tradición es inútil, innecesaria o incluso contraproducente, se corta de raíz.

Por este argumento estoy en contra de corridas de toros, sanfermines y, para mi desgracia social cuando tengo la estupidez de admitirlo en voz alta delante de según quienes, las Fallas.

Quemamos dinero, literalmente, de las arcas públicas todos los años solo por dar una excusa a los niñatos como yo para estar de fiesta debajo de casa toda la noche y emborracharnos con el beneplácito de padres y vecinos. También hay que demostrar cuál es el barrio que quema más dinero por año, que para eso están los premios. Y al que no sea fallero y tenga la bacanal debajo de su casa, que se joda, y la policía reprenderá al denunciante con un "¡Si son Fallas!"
Luego está el tema de los padres que dejan a sus hijos tirar petardos a diestro y siniestro, sin importarles la tranquilidad auditiva de los vecinos de la plaza en cuestión...

Pensadlo, si las fallas, los toros, sanfermines y demás burradas deben seguir practicándose solo porque son "tradición", también deberíamos darles arrearles bofetadas a las mujeres por abrir la boca en presencia de hombres sin nuestro permiso, permitir que solo votaran en las urnas las clases altas y empalar a los homosexuales en las puertas de las iglesias.

Maduremos un poco, garrulos. Luego os quejaréis de que no hay dinero para tal hospital o que no se mantienen las pensiones ni la ayuda al paro, y la culpa para el político expiatorio. Que tire la primera piedra el que esté libre de pecado.

P.D.: Solo me quedo con la ofrenda a la virgen y los fuegos artificiales. Y sí, hay fallas muy bonitas ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...