jueves, 17 de marzo de 2011

Quemando dinero y civismo

Soy valenciano de toda la vida.

Estoy a favor de la tradiciones, pero claro, la lógica lleva a pensar que toda tradición no merece seguir vigente por el simple hecho de ser una tradición, en tal caso, estaríamos en un bucle de estancamiento social, cultural, político, etc. Cuando alguien se da cuenta de que una tradición es inútil, innecesaria o incluso contraproducente, se corta de raíz.

Por este argumento estoy en contra de corridas de toros, sanfermines y, para mi desgracia social cuando tengo la estupidez de admitirlo en voz alta delante de según quienes, las Fallas.

Quemamos dinero, literalmente, de las arcas públicas todos los años solo por dar una excusa a los niñatos como yo para estar de fiesta debajo de casa toda la noche y emborracharnos con el beneplácito de padres y vecinos. También hay que demostrar cuál es el barrio que quema más dinero por año, que para eso están los premios. Y al que no sea fallero y tenga la bacanal debajo de su casa, que se joda, y la policía reprenderá al denunciante con un "¡Si son Fallas!"
Luego está el tema de los padres que dejan a sus hijos tirar petardos a diestro y siniestro, sin importarles la tranquilidad auditiva de los vecinos de la plaza en cuestión...

Pensadlo, si las fallas, los toros, sanfermines y demás burradas deben seguir practicándose solo porque son "tradición", también deberíamos darles arrearles bofetadas a las mujeres por abrir la boca en presencia de hombres sin nuestro permiso, permitir que solo votaran en las urnas las clases altas y empalar a los homosexuales en las puertas de las iglesias.

Maduremos un poco, garrulos. Luego os quejaréis de que no hay dinero para tal hospital o que no se mantienen las pensiones ni la ayuda al paro, y la culpa para el político expiatorio. Que tire la primera piedra el que esté libre de pecado.

P.D.: Solo me quedo con la ofrenda a la virgen y los fuegos artificiales. Y sí, hay fallas muy bonitas ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...