domingo, 28 de noviembre de 2010

Decadencia

Últimamente me siento “encadenado”. ¿No os ha pasado nunca que lleváis una temporada que no podéis concentraros, que os empanáis enseguida o que se os olvidan las cosas? A mí me lleva pasando desde hace casi 6 meses. No sé si me habrá dado un shock de tantas horas repasando las rutas metabólicas para el selectivo.

No recuerdo las cosas igual, es como si hubiera un antes y un después respecto a final del curso pasado (segundo de Bachiller). No razono de forma tan fluida, no tengo la misma facilidad de hablar en público, no veo igual al resto de personas.

En términos psicológicos, ¿qué me puede estar pasando? ¿Es verdad que he tenido una “sobrecarga” de estudio con los finales y el selectivo? ¿Serán simplemente imaginaciones mías y soy igual de inteligente que hace unos meses? ¿Tendré alguna afección cerebrovascular (he engordado un poco estos meses)? O…

¿Será resultado del cambio tan brusco de entorno?

Yo me considero un animal de costumbres. Me suele costar adaptarme a las situaciones nuevas, pero cuando lo consigo, me agarro a ellas y me convierto en un “experto” en el tema. Pero soy reacio a los entornos nuevos, pues pierdo la seguridad que tanto me ha costado adquirir en el entorno anterior. ¿Tal vez por eso la mayor fluidez intelectual que he experimentado en mi vida fue después de pasar la E.S.O. y el Bachiller en el mismo instituto?

¿Son el miedo y estrés producidos por el cambio a la universidad y a la Facultad de Psicología los responsables de que mi anterior blog se haya quedado “en la cuneta”, en relación a la inspiración y capacidad de prosa poética de las que gozaba hasta hace algo menos de un año?

Ahora en Redes están echando un interesante reportaje sobre cibernética (vamos, mejorar nuestros cuerpos mediante implantes mecánicos o electrónicos, a lo Franky). Molaría implantarme en el cerebro algo para descargarme directamente al coco todos los libros que me gustaría leer, como una súpermemoria, una calculadora para calcular a ojo el resultado de la integral de una arcotangente de e elevado a b, o un corazón biónico para recuperar la inspiración perdida.

Hasta entonces, intentaré ir tirando con este nuevo blog, menos poético, más “multidimensional”, más diario (espero). Bienvenidos a mi propia terapia de Psicodrama.

P.D.: hace mucho leí unas especulaciones bastante interesantes sobre el futuro de la cibernética y los implantes en La estrella de Pandora (y tengo que leerme aún su continuación, Judas desencadenado). Sumamente recomendables si os gusta la ciencia ficción heavy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No temas comentar. Todo lo que sea una crítica constructiva será bienvenido aquí (¿cómo mejorar si no?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...