domingo, 29 de mayo de 2011

Las aventuras del buen soldado Svejk


Por fin me he terminado este simpático libro. Entre trabajos y parciales pre-temporada de exámenes, llevaré tal vez ya dos meses arrastrándolo, leyéndolo a intervalos irregulares semana sí y semana no (estos casos me angustian mucho, pues tengo un corazón de lector inquieto y una cola de libros en la estantería que se llena a más velocidad de la que puedo acabármelos).

Bueno, al meollo. Según me informé antes de empezar el libro, era para la República Checa lo que el Quijote para España. Trata de las aventuras y desventuras de un soldado checo en el ejército austro-húngaro durante la primera Guerra Mundial. Svejk en principio no es ninguna lumbrera, la lía parda cada vez que le mandan a enviar un mensaje dos calles más abajo, pero tiene posee una muy inocente devoción por lo militar y el servicio al Emperador. Y el 90% de sus aportaciones en una conversación (tanto si es un consejo de guerra como una discusión sobre el rancho diario) son anécdotas interminables que poco o nada tienen que ver con el tema en cuestión, pero que sin embargo, si se leen con detenimiento, denotan una gran sabiduría oculta y una silenciosa crítica a los estamentos militares y su ineptitud. Es sin duda una novela antibelicista, y bastante simpática, porque después de más de 700 páginas de travesuras de este pícaro amante de la cerveza, no puedes evitar dejarle un huequecito en tu corazón (su mirada siempre parece gritar que no ha roto un plato en la vida). La verdad es que la mayoría de líos en los que se mete son por su inocencia y sinceridad (en muchos casos los oficiales no pueden creerse que exista una persona tan inofensiva, y optan porque les está tomando el pelo).

Otro aspecto interesante de la obra es que está inacabada. El autor, Jaroslav Hasek, falleció sin terminarla, y nunca sabremos como terminan sus aventuras, que sin embargo, dejan con un buen sabor de boca.

Por cierto, en todo el libro no hay una sola batalla, al pobrecillo lo arrastran de un lugar a otro (o se pierde)cada dos por tres, a base de burocracia militar. Y el libro tiene bastante añitos, y ha calado bastante hondo en la cultura popular de Europa central.

P.D.: Y hace muy buenas rimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No temas comentar. Todo lo que sea una crítica constructiva será bienvenido aquí (¿cómo mejorar si no?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...